La fuente de las mujeres, una guerra con amor

Esta cinta se convierte en un juego con los términos del agua y del amor, del manantial y del corazón para  reivindicar la figura de la mujer y su papel en las sociedades.   Fantasía y realismo se combinan en un intento por denunciar una situación desfavorable para las mujeres, para reclamar igualdad en el acceso a la cultura y a la sociedad, dignidad en el trato que les dan  sus maridos y libertad para decidir su futuro.

Por Helena Giraldo

 

Ficha técnica


Película: La fuente de las mujeres. Título original: La source des femmes.
Dirección: Radu Mihaileanu.
Países: Bélgica, Italia y Francia.

Año: 2011.
Duración: 135 min.
Género: Drama.
Interpretación: Leïla Bekhti, Hafsia Herzi, Biyouna, Salek Bakri, Sabrina Ouazani, Hiam Abbass, Mohamed Majd. Guion: Radu Mihaileanu y Alain-Michel Blanc. Producción: Radu Mihaileanu, Luc Besson, Denis Carot, Gaetan David, André Logie y Marie Masmonteil. Música: Armand Amar.

Fotografía: Glynn Speeckaert.

 

 

 

 

 


Hace poco vi un película que logro conmoverme, una historia de reivindicación, de ternura,  de mujeres y de empoderamiento que demuestra que las realidades socialmente aprobadas por los siglos de los siglos,  pueden cambiar con una lucha  frontal,  directa y llena de amor.

Desde el norte de África llega una película que  trate sobre el amor y la oscuridad que invaden el corazón de los habitantes de una pequeña aldea. Esta es  la historia de un grupo de mujeres que cansadas del sometimiento que sufren, en un mundo donde hombres los hombres ordenan y las mujeres obedecen.

Este es un pueblo donde los años pasan pero las tradiciones se mantienen, aquí  las mujeres hacen largos recorridos montaña arriba para buscar el agua que seca la sed de los hijos y de los hombres en los hogares, hecho que ha provocado que muchas mujeres embarazadas pierdan a sus hijos por lo exigente de esta labor. Al ver como una de sus compañeras de travesía pierde a su bebe Leila (la protagonista de esta historia), una hermosa joven quien gracias a las enseñanzas y el profundo amor de su esposo aprende a  leer y escribir, y quien piensa por sí misma; emprende  lo que ella denomina una  “huelga de amor”, que consiste en que  hasta que los hombres no  ayuden a las mujeres a  traer el agua desde el manantial, estas no tendrán sexo con ellos.


 

 

Esta cinta se convierte en un juego con los términos del agua y del amor, del manantial y del corazón para  reivindicar la figura de la mujer y su papel en las sociedades.   Fantasía y realismo se combinan en un intento por denunciar una situación desfavorable para las mujeres, para reclamar igualdad en el acceso a la cultura y a la sociedad, dignidad en el trato que les dan  sus maridos y libertad para decidir su futuro.


“La fuente de las mujeres” cuenta con hermosas escenas de danzas y rituales populares que unidos al reseco y agreste paisaje,  contrastan con la denuncia las atrocidades que la mujer árabe sufre día tras día.


Esta es una película con mucha sensibilidad al momento de retratar a unas mujeres consistentemente ajustadas en sus emociones y en sus prisiones particulares (aunque los personajes masculinos, salvo el esposo de la protagonista, no son tratados con la misma benevolencia), que cuenta con mucho tacto la solidaridad femenina y  la indignación comunitaria encabezada por los hombres del pueblo, nublados entre la ira y la incomprensión. Una película para ver, disfrutar y reflexionar.

 

Por Helena Giraldo

_____________________________

Imágenes

Entradilla tomada de

Interior tomada de http://www.estrenos.es/2011/12/05/la-fuente-de-las-mujeres/

 

Agregue su comentario

Tu Nombre:
Asunto:
Comentario:

Buscar

Facebook

Compartir Artículo