Literatura

Más acasito de poraquifué

En el año dosmilyá,
los peces intoxicantes
nadan en ríos de mercurio
y el sancocho es un purgante.

Por Gabriel Latorre Carvajal

Leer más...
E-mail Imprimir PDF
 

Miedo en el barrio

Ese miedo está hecho de palabras soeces y de actos violentos, pero el que cala más profundo en el pecho es el que fluye silenciosa y sutilmente abarcándolo todo, como una pesada brea densa y putrefacta que sin embargo no se puede ver.

Por Andrés Arredondo

Leer más...
E-mail Imprimir PDF
 

Vértigo mediático

Los diarios, convertidos de pronto en contenedores ahítos de hechos trascritos, comenzaron a idearse formas más ágiles de presentar los nidos. Se experimentó con la restricción al uso de verbos que implicaran acciones indeterminadas o poco concretas como “extrañar”, “recordar”, o “soñar”, privilegiando en todos los casos verbos fuertes como “perseguir”, “acusar”, “investigar” o “erradicar”.

Por Andrés Arredondo

Leer más...
E-mail Imprimir PDF
 

El experimento

En aquel trance tomó la decisión para sus adentros de hacer un experimento con los personajes y el paisaje que había creado. Era muy importante que aquellos no se dieran cuenta, pues la prueba podría estropearse por completo y además no sabría si lo que le estaba sucediendo era una mala jugada de  su imaginación o era realidad, la mismísima realidad.

Por Andrés Arredondo

Leer más...
E-mail Imprimir PDF
 

Al refugio de Plano-Sur

Hace falta un lugar para recogerse,

para advertir la propia presencia,

frente a las nebulosas informativas

que amenazan con diluirlo todo

en una colada de espanto y quietud.

Para aquilatar la palabra y conjurar el demonio

de nuestra terrible realidad

conspirando a favor del no me importa.

El andamio para compartir

el café de la indignación,

con quienes aspiran a elevar una pregunta

sin complacencias.

…pero, también hace falta,

el rincón para el encuentro

Y tomar aire,

Y jugar al ajedrez,

Y escuchar todas las músicas,

Como si no pasara nada…

 

Por Alonso Quijano

E-mail Imprimir PDF
 

Mimo

Sus pasos atraviesan la calle buscando la cebra del buen ciudadano, sin dejar el ser mimo ni un instante. Vive de ello, eso es claro.  El escenario es la misma calle y las luces el insomne semáforo que le indica tres timbres como en cualquier función: rojo, amarillo y verde.

Por Andrés Arredono

Leer más...
E-mail Imprimir PDF
 

El hacedor de días

La máquina yace sola, sobre una mesita con solapa de madera agrietada y butaca de salir corriendo cuando Espacio Público moleste. A pocos metros, en algún lugar más confortable, la mirada ávida de clientes del viejo tramitador, escruta el entorno. Es la parafernalia del hacedor de días. La vieja alquimia de quien dispone cada jornada, hoja tras hoja.

Por Andrés arredondo

Leer más...
E-mail Imprimir PDF
 

Vida y Milagros de un Docente Hora Cátedra, Minicomedia

Es así como el paradójico milagro de una vida en la docencia de un profe hora cátedra se hace presente. En el delirante optimismo que desborda la fe, de quienes no resignados a la mera razón del empleo y sus administradores, tienen lugar en el espacio y tiempo de la educación, que en la Universidad constituye su campus.

Por Mario Madroñero Morillo

Leer más...
E-mail Imprimir PDF
 

El iluminado

Esta es en realidad la imagen de una conspiración, de un gran asedio sistemático y artero como en toda guerra, cobarde por más que sea inconsciente. ¡Inútil! pues está dirigido contra un hombre en solitario, braceando como nosotros pero con la luz de la dignidad en la frente. Vea usted, levante las manos y haga un recuadro con los dedos para verlo a la distancia.

Por Andrés Arredondo

Leer más...
E-mail Imprimir PDF
 

La reunión

La boca de los dientes grandes habla mientras se acomodan los papeles para que el orden de las páginas no desmienta la realidad. La boca menuda se camufla en el silencio.

Por Andrés Arredondo

Leer más...
E-mail Imprimir PDF
 


Página 1 de 3

Buscar

Facebook

Compartir Artículo