Saltar al contenido

Ejercicios para las varices

ejercicios para las varices

Evitar el sedentarismo es una de las premisas para frenar el desarrollo de várices o arañitas. Entonces si deseas eliminar las várices de tus piernas debes comenzar a hacer ejercicios. Pero, ¿sabías que no todos los tipos de ejercicios son adecuados para tratar las várices?

Algunos ejercicios hasta pueden empeorar el estado actual de las mismas. Por eso nos parece interesante contarte acerca de cuáles son los tipos de ejercicios para las varices más efectivos, cuales son los beneficios de realizarlos y cuales tienes que evitar para lucir unas piernas sin várices.

Si quieres aprender como quitar las varices más a fondo te recomiendo este sitio especializado: https://comoeliminarlasvarices.net/quitar-las-varices-las-piernas-naturalmente/

ejercicios para las varices en las piernas

Beneficios de hacer ejercicios

Realizar ejercicios mejora la circulación sanguínea, agiliza el retorno del flujo sanguíneo hacia el corazón y tonifica los músculos de las piernas dando un mayor soporte a las venas.

Por lo tanto hacer ejercicios es la clave para promover una circulación sanguínea saludable. Sin embargo, tienes que saber que existen tipos de ejercicios que pueden empeorar la apariencia actual de las mismas.

Entonces, ¿qué ejercicios son buenos y cuáles conviene evitar para un tratamiento adecuado para las várices?

Los mejores ejercicios para tratar várices

Caminar

Caminar es un ejercicio basico para quitar las varices
Crédito Mejor con salud

Sin lugar a dudas el mejor ejercicio para estimular la circulación sanguínea es caminar. No necesitas ningún aparato especial para realizar este ejercicio, más que un par de calzados cómodos.

Camina cada oportunidad del día que tengas, porque es un ejercicio de bajo impacto que refuerza los músculos de la pantorrilla.

Opta, por ejemplo, subir y bajar por escaleras en lugar de utilizar los ascensores y trata de estacionar o bajar del bus una parada antes del lugar donde tienes que ir, de esta manera te sientes obligada a caminar un poco más de lo habitual.

Si todavía no tienes asimilada la rutina de hacer ejercicios, comienza con una caminata de media hora diaria durante al menos cinco días a la semana. Y si te sientes bien, aumenta unos minutos más, semana a semana.

También te recomiendo ver:

Bicicleta y Elíptica

andar en bicicleta para las varicesSi cuentas con la posibilidad de andar en bicicleta o ejercitarte en una elíptica, aprovéchala. Porque es un excelente ejercicio para mejorar las várices, sin agregar estrés a las articulaciones.

Otro ejercicio muy efectivo que puedes practicar en tu propia casa es la bicicleta invertida. Que consiste en acostarte de espaldas al piso, levantar las piernas semiflexionadas y simular el movimiento de pedaleo como si anduvieras en bicicleta.

Además del ejercicio en sí, la posición de piernas elevadas favorece mucho más a la circulación sanguínea, aliviando enormemente los síntomas de cansancio y pesadez.

Nadar

Nadar para las varicesNadar es otro deporte muy recomendado para el tratamiento de várices, sobre todo si tienes sobrepeso, es natación, porque puedes ejercitar todos los músculos del cuerpo sin que sufran las articulaciones.

Además de favorecer a la circulación sanguínea también nos ayuda a bajar de peso, mejorar la memoria y el sistema cardiorrespiratorio, desarrollar mejor resistencia anaeróbica, mayor flexibilidad y ganar juventud.

También nos ayuda a relajar el sistema muscular, porque a pesar del trabajo que realizan nuestros músculos al nadar sientes una enorme sensación de relajo cuando sales de la piscina.

Yoga, pilates o tai chi

Ejercicios de pilatesTodas estas actividades nos ayudan a aliviar el estrés que también puede influenciar negativamente en nuestro sistema circulatorio. Así que si practicas yoga, pilates o tai chi, además de beneficiar a tus piernas también disfrutarás de una mejor calidad de vida.

Ejercicios a evitar

Como adelantábamos al principio de este artículo, hay una serie de ejercicios que no son aptos para el tratamiento de várices porque implican un alto impacto en las articulaciones y pueden bloquear el flujo sanguíneo, generando una mayor presión en las venas.

Entre estos deportes se encuentra correr, pero si realmente disfrutas de correr trata de elegir un buen par de zapatillas y un piso blando como césped, por ejemplo.

Otros deportes que tienes que evitar es el squash, tenis, fútbol, boxeo y artes marciales como el karate, judo y taekwondo que no son favorables para las personas que poseen várices en sus piernas.

Ejercicios para realizar mientras trabajas

Si tienes que estar sentada o parada durante varias horas porque tu trabajo así lo requiere, igual puedes ejercitar tus piernas. Aquí te damos una serie de ejercicios que te tomarán menos de un minuto realizarlas y beneficiará enormemente a la salud y apariencia de tus piernas.

Flexiones

En posición sentada levanta el talón manteniendo las puntas del pie en el piso por unos segundos. Baja el talón por unos segundos y vuelve a levantarlo.
Otra versión de este mismo ejercicio es mantener el talón en el piso y levantar la punta del pie por unos segundos. Luego bajarlo y repetir el mismo movimiento con el otro pie.

Prueba también la combinación de ambos estilos, que consiste en levantar la punta de un pie mientras el talón queda apoyado en el piso por unos segundos. Luego, baja la punta del pie y levanta el talón manteniendo en esa posición por unos segundos. Repite unas 10 veces en cada pie.

Este simple ejercicio, no perturbará tus actividades diarias y te brindará a cambio un enorme beneficio a tus piernas.

Giros de tobillos

Este ejercicio es muy simple y consiste en levantar un poco el pie del piso y girar el pie hacia la derecha por unos segundos y luego girar hacia la izquierda.

Descansa ese pie y levanta el otro para repetir los mismos giros que realizamos con el pie anterior.

Subir y bajar

Para realizar este ejercicio necesitas tomar una caja y colocarla delante de tus pies. Luego sube una pierna hasta apoyar el pie sobre la caja, bájala y sube la otra pierna. Un ejercicio así de simple hace que tus piernas estén en movimiento en plena jornada laboral.

Para potenciar sus beneficios puedes levantar la pierna y apoyar solo la punta de pie en la caja y luego repetirlo apoyando solo el talón del pie.

Realizando estos simples ejercicios durante unos minutos cada media hora favorecerán a la circulación sanguínea de tus piernas, sintiendo un alivio inmediato en ellas.

Ejercicios para las varices
5 (100%) 1 vote

Heredé la celulitis en mis genes y desde muy joven me atormentó. Aprendi diferentes maneras de combatirla y todas te las comparto aquí en este blog.

error: Contenido protegido