Saltar al contenido

Cómo quitar el mal aliento para siempre y de forma 100% natural

Si quieres saber cómo quitar el mal aliento definitivamente, te aseguro que vas a lograrlo en menos de tiempo de lo que te llevará leer este artículo. Solo quédate conmigo, y lee todo lo que tengo que decirte hasta el final.

como quitar el mal aliento

Te voy a proporcionar varios pasos para que puedas quitar el mal olor de boca, de una forma simple, rápida, y fácil.

¿Sabías que la causa principal por la cual las personas acuden al dentista es por la halitosis?.  Aunque puede ser provocado por varios problemas subyacentes que veremos más adelante, al menos un 90% de estos casos se puede subsanar con una correcta higiene bucal.

El otro 10% requiere un análisis de las causas más profundo, pero que sin duda se puede remediar naturalmente y rápido.

Cómo eliminar el mal aliento naturalmente

Bioquímicamente, existe un causante principal: el AZUFRE. No importa la causa que sea: fumar, desequilibrio digestivo, enfermedad en las encías, etc. Lo cierto es que todas las causas se reducen a una acumulación de azufre en la boca provocando el clásico aliento a “ajo o cebolla”.

Sumado a esto, las bacterias que viven en el bioma oral, producen compuestos muy ricos en azufre debido al desecho que estas mismas bacterias producen.

La pregunta del millón es: ¿Cómo reducir la cantidad de azufre en nuestras bocas?.  Selecciona uno de los siguientes artículos para obtener más información, o bien quédate conmigo hasta al final para descubrir todo lo que tengo que contarte 🙂

Para empezar, debes saber que el 90% de las causas radican en la lengua. El azufre tiende a crecer en ambientes anaeróbicos (bajos en oxígeno). Para que las bacterias se puedan seguir proliferando lo que hacen es provocar ese ambiente bajo en oxígeno, creando una placa en la lengua, de manera que se puedan multiplicar y mantener (lo cual se traduce en halitosis).

A continuación te muestro todos los tips que debes seguir para conseguir una boca limpia y fresca:

1. Combatir el mal aliento limpiando la lengua.

limpiando la lengua

Para no tener mal aliento debes cepillar y limpiar correctamente la lengua. Si nunca te has limpiado la lengua, quizás sea un poco doloroso la primera vez, pero valdrá la pena. Para hacerlo necesitarás un cepillo, una cuchara, o bien los típicos limpiadores de lengua.

Primero debes cepillar tus dientes y la lengua como normalmente lo harías. Una vez que has cepillado la lengua, la placa quedará un poco “floja”. Toma una cuchara y arrástrala sobre la superficie para eliminar la placa.

Después de hacerlo te aseguro que jamás volverás a pensar que cepillarte la lengua es suficiente.

Ten en cuenta que la lengua es una superficie muy irregular cubierta por pailas gustativas, esto hace que que su textura sea irregular y áspera. Al ser una superficie “desigual”, es PERFECTA para que las bacterias produzcan su placa, y hagan una fiesta en ella.

Pues bien, después de pasar la cuchara, vas a necesitar una solución antimicrobiana. si quieres saber lo que es bueno de verdad, debes utilizar agua con bicarbonato, o con sal (ambas son muy buenas).

Cepilla nuevamente la lengua utilizando la solución antimicrobiana. De esta manera reducirás aún más la población de bacterias. Haz que el cepillo llegue a todos esos rincones y grietas donde se esconden estos “bichitos”.

Finalmente enjuaga tu boca con agua, y listo.

Repite este proceso 3 veces al día, después de cada comida, y progresivamente irás viendo resultados positivos.

2. Usa hilo dental con más frecuencia

Muchas veces la generación de placa surge en los dientes, la comida se va acumulando a través de ellos, y posteriormente se van “asentando en la lengua”.

Debes cepillarte los dientes tantas veces como vayas ingerir alimentos. Además, debes utilizar hilo dental al menos 2 veces al día. Si realmente se te acumula mucha cantidad de comida entre los dientes, puedes probar a usar hilo unas 3 veces, no más.

Es importante que no exageres, tampoco es necesario que laves 10 veces, y que uses hilo 8 veces al día. Si lo haces, tus dientes pueden entrar en descomposición por excesiva fricción, y cree que no querrás experimentar el dolor si esto ocurre. Así que realiza la limpieza dentro de los parámetros que te he indicado.

3. Enjuaga tu boca para evitar el mal aliento

enjuagues

Usar un buen enjuague bucal no solo te ayudará a refrescar tu respiración, sino que será una protección adicional para conseguir sacar a las bacterias enquistadas. No te dejes engañar por el sabor a menta de muchos enjuagues, verifica en la etiqueta que realmente sea un antiséptico.

No encubras el olor, utiliza un enjuague antimicrobiano que aporte una solución válida. Aunque siempre podrás utilizar agua con sal, o bicarbonato. Ambos son excelentes opciones.

4. Evita aquellos alimentos que agrían tu boca

La cebolla y el ajo son tus peores enemigos. Son muy saludables, pero si sufres de este problema crónico es mejor que los evites mientras le das una solución.

Según el dentista Richard Price, portavoz de la Asociación Dental Americana, cepillar los dientes no es suficiente cuando ingieres estos alimentos. “Las sustancias volátiles que contienen el ajo y la cebolla, se abren paso a través de la sangre, y viajan a través de los pulmones, siendo inevitable que al exhalar se produzca un olor desagradable”.

Por este motivo, si consumes ajo o cebolla, no será suficiente con lavarte los dientes. Lo mejor es evitarlos por el momento.

5. Evita el tabaco

no al tabacoLo sé!..otra vez lo mismo no?. Sé que quizás lo hayas leído en otros sitios, pero está más que comprobado, que el tabaco además de causar cáncer, estropea las encías, y mancha los dientes, causando a su vez mal aliento.

El tejido de las encías debe permanecer intacto para evitar la acumulación de bacterias indeseadas. El simple hecho de fumar, las daña. Si este es tu caso, debes buscar ayuda urgente para dejar de fumar. Existen cientos d programas exitoso que puedes encontrar para lograrlo. En pleno siglo XXI no existe ninguna excusa!.

6. Evita el azúcar de las mentas y los chicles

Debes saber que las bacterias aman el azúcar, ya que lo utilizan para fabricar su propio ácido. Te recomiendo, que si te gusta masticar chicles, o eres de las personas que siempre llevan un caramelo encima, los consumas sin azúcar.

De hecho masticar chicle sin azúcar es perfecto, porque el chicle estimula la saliva, la misma que sirve de mecanismo natural para defender a la boca de los ácidos que provocan la placa.

7. Curar el mal aliento prestando atención a la resequedad

resequedad

Como te dije en el anterior punto, la saliva es esencial para mantener la salud bucal. Tener una boca seca, promueve el crecimiento de microorganismos. Te recomiendo que bebas mucha agua durante el día. Mastica chicle sin azúcar. Si vives en lugar seco, te recomiendo que uses un humidificador por la noche.

También debes prestar atención si estás consumiendo algún medicamento que tenga como contraindicación la sequedad en la boca.

8. Cuida tus encías

La enfermedad de las encías, mas conocida como: enfermedad periodontal, es la que provoca que las bacterias se acumulen en la base de los dientes, generando un olor desagradable.

Una forma casera muy sencilla de tratar esta enfermedad, es utilizando romero fresco. Debes triturarlas antes de usar, y tasajear suavemente las encías. De esta manera fomentas la circulación en la zona, logrando expulsar a los microorganismos que allí se encuentran.

Fuentes:

 

Cómo quitar el mal aliento para siempre y de forma 100% natural
5 (100%) 3 votes
error: Contenido protegido