Saltar al contenido

¿Cómo quitar el mal aliento en niños?

mal aliento niños

El mal aliento es muy frecuente en los niños, y aunque no sea una consulta muy frecuente de cara a los pediatras, los padres suelen preguntarse por qué ocurre, y cómo remediarlo. En este artículo quiero comentarte sobre las causas y algunas soluciones caseras.

A edades tempranas a veces resulta complicado que adopten buenas prácticas de hiene bucal, como lavarse los dientes. Sin embargo, debemos entender que el cepillado, al menos 2 veces al día, es muy importante para el desarrollo de los dientes, y en consecuencia: la salud bucal.

Halitosis en Niños: Causas

Si quieres saber cómo eliminar el mal aliento de forma eficaz, antes debes conocer cuál es la causa, de manera que puedas aplicar la mejor solución. A continuación te muestro 5 causas comunes:

1. Amígdalas

dolor de garganta

Las bacterias se suelen acumular fácilmente en las amigadlas de los pequeños, y esta es una de las principales causas del mal aliento en bebes, aunque también se suele presentar casos aislados en pequeños de mayor edad.

Puedes tomar una linterna y revisar si tiene las amígdalas inflamadas. Incluso la linterna del móvil te puede servir. Ten en cuenta que si están sanas, se deberían ver rosadas y sin manchas. Caso contrario, si están infectadas, se verán de color rojo, con manchas blancas y desprendiendo un olor desagradable.

Es importante evitar que queden restos de comida en las amígalas. Puedes evitarlo inculcándole buenos hábitos de higiene bucal.

2. Problemas sinusales

Deberías levantar la voz de alarma si tu hijo últimamente se ha quejado de congestión nasal o dolor de garganta. Cuando ocurre una infección sinusal, el liquido que desprende las fosas nasales se aloja en la garganta, haciendo un lugar perfecto para que las bacterias se localicen en la boca.

El resultado de esto es un aliento ácido que no se cura simplemente cepillándose los dientes o usando el mejor enjuegue bucal. En este caso habría que parar el foco de infección, y lo recomendable sería acudir a un pediatra, de manera que te pueda recetar un antibiótico, o alguna otra opción, ya podría desencadenar en una fiebre.

3. Resequedad

sequedad de boca

La actividad de los pequeños es brutal!, y no es sencillo para ellos acordarse que deben permanecer hidratados. Muchas veces estos jóvenes muy activos, suelen sufrir de halitosis por algo tan sencillo como la falta de hidratación.

Si no toman agua sufiente, su boca producirá menos saliva, y al producir menos saliva es más difícil expulsar las bacterias.  A primera vista, no parece algo tan importante, pero lo es!. Si la boca no produce suficiente saliva, también puede originarse sarro innecesarios y caries.

4. Enfermedad de las encías

A veces tener buenos hábitos de higiene bucal no es suficiente para deshacerse de la halitosis infantil. Esto tampoco quiere decir que hay que descuidar la higiene, pero llegados a un punto en la que la caries ha avanzado mucho, y el sarro ha tomado las encías, es importante tomar medidas para que la infección no siga creciendo.

Las medidas que puedes tomar las veremos más adelante. No obstante, el cepillado regular, y el uso de enjuegues bucales, es esencial para evitar que la situación que complique aún más.

5. Conductos nasales obstruidos

nariz taponada

La obstrucción de las fosas nasales por objetos extraños quizás no sea lo primero que te imagines, pero puede llegar a pasar, y de hecho es más común de lo que te imaginas.

Los pediatras han explicado que cuando las fosas nasales son taponadas por un objeto, es muy probable que se genere mal olor de boca. Los pequeños son muy curiosos, y a veces, sin saber exactamente cómo, terminan pequeños granos, accesorios de juguetes, o trozos de alimentos en sus fosas natales.

Si sospechas de esto, debes acudir urgente a un pediatra para que pueda examinarlo a fondo y retirar todo objeto que obstruya su nariz.

¿Qué pasa cuando un niño tiene mal aliento?

Como hemos visto, los problemas de mal aliento pueden desencadenarse en infecciones más graves como: caries, sarro en las encías, infecciones en las amígdalas. Por ese motivo es importante tener clara cualquiera de las causas anteriormente descritas, de manera que puedas aplicar la mejor solución, tal y como veremos a continuación.

¿Qué es bueno para el mal aliento en los niños?

En el caso de que la infección sea grave, ya sea porque has visto las amígdalas afectadas, o porque el sarro es muy evidente, deberías acudir con urgencia a un pediatra. Caso contrario ¡, puedes aplicar varias recetas casera que ayudarán a cortar el crecimiento de bacterías indeseadas en la boca.

Si bien ya he escrito sobre estos temas en este artículo: Remedios para el mal aliento, he creído conveniente aportar 3 soluciones sencillas y caseras en el caso de que veas síntomas muy notorios como mocos en la gargantalengua blanca, entre otros.

1. El perejil como antiséptico

Si para la mayoría de los adultos es difícil consumir perejil, ya te puedes imaginar cómo será para los más pequeños. Así que lo ideal es mezclarlo entre la comida, así evitamos ese impacto negativo debido a su fuerte sabor.

Es un antiséptico natural muy efectivo que actúa directamente sobre los microorganismos indeseados, y que además ayuda al proceso de digestión, reduciendo la cantidad de gases. No abuses en el uso de perejil, ya su exceso puede provocar daños en los riñones e hígado. Realmente todo en exceso es malo!. No le pongas más del cuarto de un puñado.

2. Cómo quitar el mal olor de boca de un niño con enjuagues?

agua con sal

No importa la edad que tenga tu pequeño(a), seis años, 9 años, 12, o un bebe. Lo cierto es que las gárgaras con sal resultan uno de los mejores desinfectantes.

Existen muchos enjuagues bucales en el mercado (no quiero decir marcas), que no son baratos!, y muchas veces no aportan soluciones reales. Así que algo tan sencillo como un enjuague y gárgaras de agua con sal, es sin duda mucho más efectivo.

Según el Diario Americano de Medicina Preventiva, el agua con sal es capaz de detener casi cualquier infección. Una investigación realizada por ellos, con una muestra de 400 voluntarios, demostró que aquellos que realizan gárgaras con esta mezcla 3 veces al día, son un 40% menos propensos a adquirir infecciones relacionadas al mal olor de boca.

Simplemente mezcla en un vaso de agua, una cucharadita de sal. Pon el vaso en el microondas unos 10 segundos para que el agua quede un poco tibia, y listo!.

3. Vinagre de sidra de manzana

Este producto contiene propiedades antibacterianas muy poderosas, y además es muy útil para favorecer el proceso de digestión. Para usarlo, debes diluir 1 cucharadita de vinagre en un vaso de agua, y lo puedes usar de 2 maneras:

  • Tomarlo antes de comer.
  • Hacer gárgaras después de comer.

Utiliza cualquiera de las 2 opciones, pero nunca una y otra en el mismo días.

¿Cómo quitar el mal aliento en niños?
5 (100%) 2 votes

 

Te mostraré todo lo que debes hacer para deshacerte del mal aliento para siempre, desde pastillas hasta remedios caseros. Yo pasé por lo mismo que tu, y quiero ayudarte a solucionarlo de una vez por todas.

error: Contenido protegido